6/19/2013

CON LOS ZAPATOS DE MAMÁ

Seguro que no soy la única mamá que al llegar a su habitación, descubre el armario zapatero revuelto de arriba a abajo.
Nuestros peques parece que tienen devoción por los zapatos. De momento no he conocido a ningún padre que no haya visto a sus hijos ponerse sus zapatos en algún momento.
Alba camina mejor en tacones que yo!!!
De verdad que me estoy planteándo el cerrar el zapatero con un candado! Cuando no la oigo...voy corriendo a la habitación porque se que está allí probándose zapatos.
Le gustan tanto mis zapatos como los zapatos de papá...supongo que eso la hace sentir mayor, o más igual a nosotros...y la verdad es que nos morimos de la risa cuando lo hace, hasta que queremos ponerle sus zapatos...y entonces coge unos berrinches...buf!!! Y no es que no le gusten los suyos, porque suelo dejarle elegir sus propios zapatos en la zapatería...y se notan mucho sus preferencias...aunque si pudiese se los quedaría todos. Porqué les gustan tanto los zapatos??? Aunque si viera éstos, estoy segura que le encantaría que los compráramos, para poder caminar como un gigante con sus pies sobre los nuestros...no os parecen geniales???? Jajaja