6/20/2013

MIS PRIMEROS POP-CAKES

Tenía muchísimas ganas de hacer unos Pop Cakes! La repostería tipo americana me parece tan atractiva a la vistaaa!
Aunque hemos de reconocer que en sabor ganan nuestros dulces típicos...qué queréis que os diga...

Los pop cakes son una especie de piruleta de bizcocho. Últimamente las veo en todas partes y ya era hora de probarlas en casa. Bueno, en esta receta de Pop Cakes podréis ver que dentro de lo "americano", los ingredientes que he utilizado son muy fáciles de encontrar. Nada de butter cream o candy melts...que ya es bastante calórico el pastelito como para añadirle grasas hidrogenadas con productos de ese tipo.




Bueno, vamos a ello. 
Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

-Bizcocho (yo he hecho un bizcocho de yogur y he aprovechado para ponerle sólo la mitad del azúcar y   
                 aceite recomendado, para que sea un poquito más ligero. Se puede hacer con restos de 
                 magdalenas o lo que tengamos, aunque siempre sabe mejor si lo haces tu mismo/a)
-Alguna base cremosa. (yo he utilizado crema de cacao para los de chocolate y queso tipo Philadelphia con
                sirope de fresa para los de queso-fresa)
-Chocolate de cobertura (negro y blanco)
-Fideos de colores o la decoración que nos apetezca


Una vez esté frío el bizcocho, lo desmigamos. Va muy bien hacerlo con las manos porque así te das cuenta de si se te quedan trozos más grandes.



Añadimos la base cremosa. En la mayoría de recetas se usa Butter Cream o productos similares. A mí me apetecía más utilizar productos como Nutella para los pop cakes de sabor chocolate y Philadelphia con sirope de fresa para hacer otros tipo tarta de queso.



Tiene que quedar con una consistencia que puedas moldear




Una vez el bizcocho ha cogido la humedad de la crema, hacemos bolitas (o la forma que os apetezca) y las dejamos reposar una o dos horas en el frigo.
Os aconsejo no os saltéis este paso...porque yo lo he hecho con una tanda de bolitas y se me rompían al ponerles la cobertura.



Ponemos al baño maría el chocolate de cobertura. Le he añadido un poco de mantequilla para quedara un poco más ligero.


Untamos los palitos con un poco de chocolate y pinchamos las bolitas para que se queden bien pegaditas al palo (hay unos de papel especiales para pop-cakes, los que yo he usado los venden en el supermercado para pinchitos, pero van muy bien igualmente, un poco largos...pero bien)



Metemos la bolita en el chocolate deshecho, dejamos que gotee el resto y, antes de que se enfríe le ponemos la decoración que queramos.
Deciros que con el chocolate negro he trabajado muy bien y me ha dado tiempo a cubrir todos los pop cakes de chocolate sin problemas. Pero con el chocolate blanco...grrr  Sólo he podido hacer unos pocos y el chocolate se ha vuelto duro en seguida, ya le podía dar calor que nada de nada. En muchos blogs hablan de lo engorroso que es trabajar con el chocolate blanco, por eso van tan bien los Candy Melts, además se pueden colorear, y el chocolate blanco no...



Bueno, espero que os animéis a hacerlos, porque además de vistosos, están buenísimooooos!!!