7/08/2014

BAN BOSSY, PROHIBIDO DECIR MANDONA.

He de reconocer que en varias ocasiones he llamado a Alba "mandona". Además incluso he defendido la idea que, generalmente, las niñas en la guardería tienen el carácter más fuerte que los niños y que suelen ser ellas las que "mandan".

A mí, tanto de pequeña como ya en el instituto, me han llamado alguna vez "mandona". Y creo que a la mayoría de mis amigas cercanas también. Y todas lo hemos considerado como un defecto, una actitud que debíamos corregir, volviéndonos más dóciles y dulces.

Y, cómo es un "defecto" propio que no me gusta ver en mi hija, he comenzado a buscar por diferentes webs y blogs que publican información sobre cómo educar a los hijos, la manera de actuar con una hija que tiene esporádicos comportamientos de "mandona", sobre todo cuando juega con los demás niños.
-Para nada estoy hablando de comportamientos ofensivos ni de obligar a los padres a hacer las cosas como ella diga, simplemente es que, organiza los juegos con sus compañeros constantemente y en comparación con otros niños la ves "mandona"y extremadamente segura en sus decisiones-

Y para mi sorpresa, en vez de encontrar -que también los hay- consejos para hacer que mi hija sea más dócil.. me he encontrado con la Campaña BAN BOSSY (Prohibido decir Mandona), un mensaje que desde marzo de este año ha querido difundir la ejecutiva de Facebook Sheryl Sandberg y a la que han apoyado muchas otras mujeres estadounidenses famosas como Beyoncé, Jennifer Garner o Condolezza Rice entre otras. Este es el enlace al vídeo promocional:  https://www.youtube.com/watch?v=6dynbzMlCcw


Con el mensaje "No soy Mandona, soy la Jefa" han querido potenciar el liderazgo de las mujeres, muchas veces menguado porque, a las que han apuntado maneras de líder, se las ha tildado de mandonas, duras o frías, calculadoras, etc.

"A todas nos llamaron mandonas cuando éramos niñas. Décadas después, la palabra sigue usándose, y nosotras recordamos los sentimientos que evoca: No levantes la voz, no levantes la mano, no tomes el mando. Si lo haces, a la gente no le gustarás", escribió en la red social de empleo LinkedIn Sandberg, que dirige 'Lead in', una asociación sin ánimo de lucro consagrada a fomentar el liderazgo entre las niñas.

En su página web www.banbossy.com describen actitudes que se deben fomentar en niñas, y no sólo en niños, para potenciar su liderazgo y seguridad en ellas mismas. Porque si nos fijamos, estos adjetivos suenan despectivos sólo en género femenino. Un hombre calculador o frío, incluso mandón, lo consideramos un hombre que sabe lo que quiere y por tanto tendrá más oportunidades en la vida de ser líder.

Estoy muy contenta de haber descubierto esta asociación, Lead In, y su campaña Ban Bossy. Y espero saber aceptar y fomentar los comportamientos que en realidad son síntoma de seguridad y confianza en mi "pequeña tirana" (este nombre en este artículo queda fataaaaal!!!!!!!!!!!!)