4/02/2013

MESITA PARA JUGAR

Hace unos cuantos años compramos un juego de tres mesitas de Ikea. Q fueron útiles en su momento... xo ahora ya casi no les hacemos uso.
La medida es perfecta para que Alba juegue en ellas, pero de color wengué no pegaba con los colores de su habitación. Así que he decidido forrar una de las mesitas.

La he forrado de tela y luego la he plastificado, porque asi me aseguro una fácil y rápida limpieza.

He necesitado:
-La mesita
-Tela
-Forro transparente (como el de forrar los libros pero sin ser adhesivo)
-Destornillador
-Cinta de doble cara
-Celo
-Tijeras


Y como modus operandi, pues... como si forrara un libro.

Aquí tenéis los pasos, que luego se ilustran con fotografías:

1- Quitar los tornillos de las patas de la mesita
2- Separar la tapa
3- Cortar la tela a medida de la superficie de la mesa, añadiendo centímetros suficientes en cada lado para cubrir los laterales de la mesita y que sobre un poco (unos 15 cm  más por lado)
4- Poner cinta de doble cara en la parte interior de la tapa de la mesita
5- Pegar, en la cinta de doble cara la tela
6- Plegar las puntas sobrantes
7- Hacer el mismo proceso con el plástico
8- Volver a colocar las patas de la mesita con los tornillos


 Y nos va genial para pintar y jugar con Alba, porque con un trapito húmedo se limpia en seguida... y al ser a su altura, le encanta! Ya que está en la edad perfecta para querer las cosas a su medida.