12/14/2012

HABLANDO DE OREJONES, UVAS PASAS Y RABIETAS

El otro día escuchaba en la radio un programa al que llamaba la audiencia para comentar lo más extraño que han llevado en el bolso (sobre todo mujeres, claro), la verdad es que en el bolso de una mujer te puedes encontrar de todo... pero desde hace unos meses en mi bolso siempre encontrarás orejones o uvas pasas.
Sí, para mí es la mejor manera de controlar las rabietas fuera de casa. No es que Alba coja muchas, pero sí es cabezoncita... y cuando ya está cansadita, tiene un poquito de hambre, o necesita mimitos exclusivos justo cuando estas cargando la compra en el coche...(o sea, cuando se unen los elementos clave para caldo de cultivo de rabieta) le doy..... Un Orejón!!!!
Es perfecto! Le encantan, se pasa un rato intentando masticar con sus 4 dientes (lo cual me permite tener un buen margen de tiempo), no son calorías vacías o grasas que quitan el hambre, y le aporta ese poquito de azúcar que le da un poquito de energía hasta llegar a casa.
La verdad es que en mi caso -digo en mi caso porque no puedo hablar más que de mi experiencia, que cada madre o padre sabe lo que pasa en su casa- he comprobado que cuando Alba "se porta mal" o mejor dicho, no hace lo que yo quiero que haga cuando estamos en la calle, es porque tiene alguna necesidad básica que cubrir o porque le duelen los dientes que le están saliendo o  porque está enferma .
Y menos en lo de estar enferma...que ya tiene otros síntomas...para lo demás, el orejón o las pasas, de momento me funcionan  muy bien.